Alojamiento y entorno

Un enclave privilegiado

MotorLand Aragón está integrado en el entorno urbano de la ciudad de Alcañiz y los espacios naturales de La Estanca y Las Saladas, de gran valor medioambiental.

El agua, fuente de vida, vertebra los espectaculares y quebrados parajes del Bajo Aragón, en los que se suceden sierras y valles encajados de frondosa vegetación.

Alojamientos

Cultura y patrimonio

El Bajo Aragón Histórico posee una riqueza natural y cultural extraordinaria. Empezando por la ciudad de Alcañiz, cuyo patrimonio es valioso testimonio vivo de las diferentes culturas que la han habitado a lo largo de los siglos.

Restos prehistóricos; huellas de civilizaciones íberas y romanas; vestigios musulmanes; pasadizos escondidos excavados en la roca; monumentos; palacios; iglesias; casas solariegas, o excepcionales legados medievales como el Castillo de los Calatravos, símbolo de Alcañiz, conforman el singular mosaico cultural que paladean los visitantes de la localidad.

Otra seña de identidad está en sus costumbres. Alcañiz es una ciudad virtuosa del tambor, instrumento que constituye una arraigada tradición que hace vibrar esta tierra y a sus gentes, expresando su sentir colectivo.

Las comarcas: un paraíso singular. Dotadas de gran belleza, las comarcas del Bajo Aragón Histórico (Matarraña, Maestrazgo, Bajo Aragón-Caspe, Bajo Martín, Andorra y Sierra de Arcos) abren un interesantísimo abanico de posibilidades.

El viajante encuentra en ellas una tierra de contrastes, moldeada por siglos de historia y por el saber hacer de sus gentes, que conserva una identidad única, auténtica y singular.

Estas comarcas también han dado origen a sabores milenarios, con productos de reconocido prestigio y valor gastronómico tales como el aceite, el jamón o el melocotón.

El Bajo Aragón es igualmente cuna de artistas, como el legendario cineasta Luis Buñuel, maestro del surrealismo y nacido en Calanda.

Rutas moteras por el Bajo AragónLa pasión por las dos ruedas se funde con la cultura y la gastronomía en las diferentes rutas moteras que ofrece el Bajo Aragón. Algunos de los itinerarios que ofrece la zona son:

Ruta de las bóvedas del frío

Ruta de las bóvedas del frío

Esta ruta de 127km arranca en Alcañiz y tiene su final en La Mata de los Olmos, aunque puede hacerse en sentido inverso. El recorrido enlaza las ya mencionadas Bóvedas del Frío, construcciones que datan de los siglos XVI y XVII, que pueden hallarse en la zona. El itinerario es el siguiente: Alcañiz, Valdealgorfa, Belmonte de San José, La Cañada de Verich, La Ginebrosa, Calanda y La Mata de los Olivos.

Ruta tierra y arte

Ruta tierra y arte

Curvas cerradas y magníficos paisajes aguardan en esta ruta, ideal también para deleitarse con la riqueza gastronómica del territorio. Partiendo de MotorLand, el recorrido tiene paradas en Alcañiz, Valdealgorfa, Torrecilla de Alcañiz, La Codoñera, Belmonte de San José, La Cerollera, La Cañada de Verich, La Ginebrosa, Aguaviva, Las Parras de Castellote, Jaganta, Seno, Mas de las Matas, Calanda, Torrevelilla y Castelserás. Otro de los atractivos de la ruta es su oferta cultural, plasmada en la multitud de actos, festivales y conciertos que cada año se organizan en el territorio.


Ruta de los oasis

Ruta de los oasis

A través de 84km de carreteras secundarias, los viajeros verán pasar ante sus ojos los cambiantes paisajes del Bajo Aragón. Desde la localidad de Berge, la ruta transcurre atravesando Alcorisa, Mas de las Matas, Calanda, Torrevelilla, Torrecilla de Alcañiz, Castelserás y Alcañiz, para terminar el recorrido en MotorLand.

Ruta 232

Ruta 232

Las carreteras secundarias del Bajo Aragón, poco transitadas y plagadas de curvas, permiten disfrutar de la naturaleza a lomos de tu moto en un territorio donde se rinde verdadero culto al motero.